Sí. Aunque nuestras instalaciones no generan grandes cantidades de residuos, empleamos una política global de «reducir, reutilizar y reciclar» que apoya la transición hacia una economía circular en toda la compañía. Nuestro objetivo es lograr un nivel cero de residuos en las operaciones de HP para 2025. En 2020, logramos una tasa de desviación de vertederos del 85,2 % a escala mundial y solo utilizamos la eliminación como último recurso. La pandemia de COVID-19 ha afectado negativamente a los procesos de gestión de residuos, lo que redujo nuestra tasa de desvío global del 91,8 % en 2019. Reutilizamos equipos electrónicos siempre que es posible o los reciclamos de forma responsable a través de los mismos programas que ofrecemos a los clientes.


En 2020, HP generó 14 200 toneladas de residuos no peligrosos1, así como 400 toneladas de equipos electrónicos usados recuperados de las operaciones de HP. Estos datos no son comparables con los de 2017 y 2018, pues están basados en una metodología actualizada.


Generamos 6060 toneladas de residuos peligrosos en 2020, y el principal residuo peligroso que generamos es el líquido de las instalaciones de fabricación de tinta. Estas fábricas priorizan las opciones de gestión de residuos con un bajo impacto medioambiental y solo desechan lo estrictamente necesario. Si bien la fabricación de tinta es una fuente de residuos peligrosos, los cartuchos de tinta de HP que utilizan nuestros clientes y en nuestras oficinas pueden reciclarse y son considerados residuos no peligrosos en muchos de los principales mercados.

Si desea saber más sobre la generación de residuos de nuestras operaciones, visite la sección de operaciones del Informe de impacto sostenible de HP: www.hp.com/go/report.

1 Desde 2019, HP realiza un seguimiento directo de los datos de los residuos no peligrosos de los centros de mayor consumo de energía de la empresa a escala mundial (22 en 2020) que representan el 81 % de los residuos operativos de HP. Estas instalaciones ofrecen una muestra representativa de los principales tipos de instalaciones que poseemos en las zonas en las que operamos.