En las instalaciones de HP se utilizan Sustancias que Agotan la capa de Ozono (ODS) en sistemas de refrigeración y sistemas de aire acondicionado. Aunque estos sistemas están sellados, eventuales fugas durante el funcionamiento y el mantenimiento puede causar emisiones. Seguimos sustituyendo los clorofluorocarbonos (CFC) en nuestros sistemas existentes por hidrofluorocarbonos (HFC). Los HFC son gases de efecto invernadero, pero no afectan a la capa de ozono. 

Cuando llegan al final de su vida operativa también estamos sustituyendo los sistemas de refrigeración basados en HFC con sistemas equivalentes libres de HFC. Estos sistemas equivalentes libres de HFC no afectan a la capa de ozono y no tienen ninguno o tienen un muy bajo potencial de calentamiento global. Ya en 1993 HP eliminó completamente el uso de sustancias agotadoras de la capa de ozono de Clase 1 en todas sus operaciones de fabricación.


Para 2015 y 2016, se calcularon las emisiones de sustancias que agotan la capa de ozono mediante el seguimiento de los sitios que informaron de sustitución de refrigerante debido a fugas, y aplicando un factor de intensidad (sobre la base de las cantidades reales) para los sitios que no comunicaron sustituciones. En 2017, HP pasó a un sistema que rastrea todas las facturas de refrigerante a nivel de empresa, contabilizando directamente el uso y las fugas de refrigerante de planta, eliminando de esta forma la necesidad de efectuar extrapolaciones.


Pueden saber más acerca de cómo medimos e informamos sobre el potencial de agotamiento del ozono de las emisiones estimadas en la sección Huella del Informe de Impacto Sostenible de HP en www.hp.com/go/report.