El solo uso de cartuchos de impresión rellenados no afecta ni la garantía ni cualquier contrato de mantenimiento comprado a HP para sus impresoras. 

La reparación no estará cubierta por la garantía o el contrato de mantenimiento, si un fallo o daño de la impresora HP se atribuye directamente al uso de un cartucho de impresión HP modificado o rellenado. En cambio, se aplicarán las tarifas de mano de obra y materiales habituales para la reparación de ese fallo en particular de la impresora.